By Enrique Vila-Matas

«Me gusta mucho esta historia que empezó cuando en París llegué con Sophie Calle a un pacto: acordamos que durante un año yo le escribiría a Sophie los angeles vida, y ella los angeles viviría.»
Enrique Vila-Matas

Enrique Vila-Matas recibió el encargo de escribir los angeles vida de los angeles artista francesa Sophie Calle durante un año. Y a cambio ella se comprometió a vivir los angeles vida que él escribiera. El resultado es Porque ella no lo pidió, un odd relato donde el autor juega con las posibilidades de los angeles ficción y las sorpresas que trae l. a. realidad.

Porque ella no lo pidió forma parte de un libro de relatos publicado en 2007, pero el autor ha pasado a verlo en los últimos tiempos como un texto independiente, que ahora llega a las librerías acompañado de los dibujos de l. a. galardonada ilustradora Sonia Pulido, que invitan a crear una nueva versión de los angeles historia: una combinación perfecta para el placer de los angeles lectura. «Es muy posible que me lo inventara todo precisamente porque ella no lo pidió.»
Enrique Vila-Matas

Reseñas:
«Enrique Vila-Matas es juguetón y divertido y está entre los mejores novelistas españoles.»
Colm Tóibín

«A estas alturas de los angeles expedición -marca de los verdaderamente grandes- ya hay un estilo Vila-Matas imposible de extirparle al ADN de este escritor.»
Rodrigo Fresán, Letras Libres

Show description

Preview of Porque ella no lo pidió PDF

Best Short Stories books

Bradbury Stories: 100 of His Most Celebrated Tales

For greater than sixty years, the mind's eye of Ray Bradbury has opened doorways into awesome locations, ushering us throughout unexplored territories of the center and brain whereas prime us inexorably towards a profound figuring out of ourselves and the universe we inhabit. during this landmark quantity, America's preeminent storyteller bargains us 100 treasures from a life of phrases and concepts.

Loot and Other Stories

Together with her attribute brilliance, Nobel Prize winner Nadine Gordimer follows the internal lives of characters faced by way of unexpected situations. An earthquake deals tragedy and chance within the name tale, exposing either an ocean mattress strewn with treasure and the avarice of the city? s survivors.

Nocturnes: Five Stories of Music and Nightfall (Vintage International)

From the award-winning writer of is still of the Day comes an encouraged series of reports, that's as affecting because it is beautiful. With the readability and precision that experience turn into his logos, Kazuo Ishiguro interlocks 5 brief items of fiction to create a global that resonates with emotion, heartbreak, and humor.

Extra info for Porque ella no lo pidió

Show sample text content

Créeme que no te exijo nada, también yo he andado atareado, todo se andará», dije. Pero ella parecía empeñada en aclarar las cosas: �Lo de Venecia me ha quitado tiempo, pero sobre todo el papeleo burocrático tras l. a. muerte de mi madre, que ha sido, sigue siendo, sumamente fatigante. Sólo quería decirte que nada quedó interrumpido, que quiero llevar a l. a. vida tu historia... ». Le dije que todo estaba bien, que no se preocupara, y por unos momentos tuve l. a. impresión de que estaba hablando ya con gran confianza con ella, como si l. a. conociera desde hacía ya tiempo. Habría terminado por contarle lo de mis dolores renales y de uretra y hasta le habría comentado que me encontraba en un periodo clínico preoperatorio de no ser porque de pronto cambió el tono de su voz, que se volvió más grave, casi agresivo. �¿Estás seguro de que todo está bien? Tu voz es los angeles de alguien ligeramente decepcionado», dijo de pronto. Me quedé callado, inmóvil, allí sentado en los angeles cama, desnudo, desconcertado, con una repentina taquicardia. �¿Cómo? », pregunté. �Debo proponerte algo, pero no puedo hacerlo por teléfono. �Podríamos vernos? Me gustaría saber si tienes pensado viajar a París en las próximas semanas», dijo. Y no tardamos en quedar cuatro días después, el viernes sixteen de junio, en el Café de Flore, para los angeles escena de l. a. farsa. �O tal vez no iba a tratarse de una farsa y pensaba ella proponerme en serio que le escribiera una historia? Ésa period mi gran esperanza. Si me proponía de verdad lo mismo que a Auster y a Loriga, podía sorprenderla entregándole una copia de El viaje de Rita Malú. Llamé a Ray para agradecerle su gestión, pero no lo encontré. Después, por amigos comunes, supe que había salido de viaje —algo relacionado con los angeles película sobre santa Teresa que acababa de rodar— y no volvería en dos semanas. Decidí proponerle a mi mujer que me acompañara a París, pero se negó en redondo a semejante locura. Debía primero operarme —dijo—, y luego, cuando ya l. a. sonda se hubiera volatilizado, dedicarme a entrevistas con Sophie Calle y otras zarandajas. �Por cierto —dijo—, �qué te ha dado con Sophie Calle? Porque una cosa es que los angeles admires y hasta que envidies lo que le propuso a tu amigo Ray, pero otra, muy diferente, es que arriesgues l. a. sonda y hasta los angeles vida para ir a verla. » Yo sabía que sus palabras eran sensatas, pero también sabía que el arte no lo es, nunca lo ha sido, más bien siempre fue una bomba contra el sentido común y un intento de ir más allá en ciertas sendas ya trilladas. Además, sin duda, mi mujer estaba exagerando, pues tenía yo todos los permisos médicos para volar en avión y no me jugaba en modo alguno l. a. vida marchando a París. Es más, podía entretenerme —y mucho— aquella aventura de ponerme a vivir lo que yo había escrito y, por otra parte, nada tenía por qué impedir que llegara a tiempo a Barcelona a mi cita con el anestesista del medical institution del Vall d’Hebron el jueves 22 de junio. �¿Y si el clinic te adelanta el día y los angeles hora con el anestesista, tal como te advirtieron que podía ocurrir?

Download PDF sample

Rated 4.82 of 5 – based on 38 votes