Los ocho ensayos incluidos en este libro son una portentosa muestra de l. a. pluralidad filosófica de Susan Sontag.

Estilos radicales (1969), l. a. segunda colección de ensayos de Susan Sontag, extiende las investigaciones apuntadas en Contra los angeles interpretación a nuevas consideraciones sobre el cine Bergman y Godard, los angeles literatura Cioran, l. a. política los angeles guerra de Vietnam y un magnífico estudio sobre l. a. pornografía, «La imaginación pornográfica», por mencionar algunos de los ocho ensayos certeros que contiene este volumen.

Reseña:
«Susan Sontag es uno de los críticos más valiosos e interesantes que tenemos, una escritora de los angeles que es posible aprender continuamente.»
Richard Gilman, The New Republic

Show description

Quick preview of Estilos radicales PDF

Best Essays books

Don Quixote

Edith Grossman's definitive English translation of the Spanish masterpiece. largely considered as one of many funniest and such a lot tragic books ever written, Don Quixote chronicles the adventures of the self-created knight-errant Don Quixote of l. a. Mancha and his devoted squire, Sancho Panza, as they shuttle via sixteenth-century Spain.

Scout, Atticus, and Boo: A Celebration of Fifty Years of To Kill a Mockingbird

To commemorate the fiftieth anniversary of Harper Lee’s cherished vintage To Kill a Mockingbird, filmmaker Mary Murphy has interviewed favourite figures—including Oprah, Anna Quindlen, and Tom Brokaw—on how the ebook has impacted their lives. those interviews are compiled in Scout, Atticus, and Boo, the proper better half to at least one of an important American books of the twentieth Century.

Awake in the Dark: The Best of Roger Ebert

Roger Ebert has been writing movie reports for the Chicago Sun-Times for almost 40 years. and through these 4 many years, his extensive wisdom, willing judgment, prodigious power, and sharp humorousness have made him America’s such a lot celebrated movie critic. He was once the 1st such critic to win a Pulitzer Prize—one of simply 3 movie critics ever to obtain that honor—and the single one to have a celeb devoted to him at the Hollywood stroll of repute.

Things Beyond Resemblance: Collected Essays on Theodor W. Adorno (Columbia Themes in Philosophy, Social Criticism, and the Arts)

Theodor W. Adorno was once an important twentieth-century thinker and social critic whose writings on oppositional tradition in paintings, tune, and literature more and more stand on the heart of latest highbrow debate. during this very good assortment, Robert Hullot-Kentor, greatly considered as the main distinctive American translator and commentator on Adorno, gathers jointly 16 essays he has written concerning the thinker during the last two decades.

Additional info for Estilos radicales

Show sample text content

Entonces �qué creen que somos? Probablemente rusos, fue su respuesta. De hecho, varias personas han exclamado tovarich y nos han dirigido alguna otra palabra en ruso. Sin embargo, los angeles mayoría de los vietnamitas no nos dicen nada. Miran plácidamente, señalan, y después hablan de nosotros con sus vecinos. Hieu explica que el comentario que hacen con más frecuencia acerca de nosotros —con benévola hilaridad— cuando paseamos o vamos al cine, gira en torno de nuestra gran estatura. Ahora salgo a caminar sola con más frecuencia, siempre que no haga demasiado calor, y procuro compenetrarme con las miradas que me dirige l. a. gente, gozo de las ambigüedades de mi identidad, protegida por el hecho de que no hablo vietnamita y solo puedo devolver las miradas y sonreír. Ya no me sorprende siquiera, como al principio, lo cómoda que me siento mientras camino sola, incluso cuando me extravío en barrios oscuros alejados del resort. Aunque sé que es posible que se produzca un incidente desagradable cuando me encuentro en otra zona de los angeles ciudad, sin poder explicar quién soy ni leer los carteles, igual me siento también totalmente segura. Debe de haber muy pocos extranjeros en Hanoi: excepto en unas pocas manzanas a l. a. redonda del Thong Nhat no he visto en las calles a nadie que no sea vietnamita. Sin embargo, aquí estoy paseando sola entre estas gentes como si tuviera el perfecto derecho a merodear por Hanoi y a esperar que todos, incluido el último anciano que vende flautas de madera, acuclillado junto al bordillo, así lo comprendan y se desentiendan de mí con sus modales amables. los angeles impresión de urbanidad y falta de violencia que produce Hanoi es asombrosa, no solo en comparación con cualquier gran ciudad estadounidense sino también con Phnom Penh y Vientiane. Aquí, l. a. gente está animada, es visiblemente gregaria, pero llama los angeles atención por su falta de espíritu pendenciero en los angeles relación mutua. Incluso cuando las calles están más atestadas, casi no se oyen ruidos estridentes. Aunque veo a muchos críos y bebés pequeños pero no demasiado bien alimentados, aún no he oído llorar a uno solo de ellos. Quizá me siento tan segura porque no tomo a los vietnamitas totalmente en serio como �gente de veras», según el tétrico criterio tan difundido en el país de donde vengo en virtud del cual los angeles �gente de veras» es peligrosa, inestable; nunca estás realmente seguro con esa gente. Espero que no sea esa l. a. razón. Sé que no preferiría que los vietnamitas fueran desconsiderados o tuvieran mal genio. Pero aunque me encanta el profundo y dulce silencio de Hanoi, echo de menos entre los vietnamitas cierto elemento de brusquedad, una mayor —aunque no necesariamente más estrepitosa— gama de sentimientos. Por ejemplo, me parece un defecto que los norvietnamitas no sepan odiar mejor. �De qué otra manera se explica el extraño fenómeno de que en verdad parezcan sentir mucha estima por Estados Unidos? Uno de los temas que surgían una y otra vez en l. a. conversación del medical professional Thach con nosotros period el de su ferviente admiración por l. a. supremacía estadounidense en el campo de los angeles tecnología y l. a. ciencia.

Download PDF sample

Rated 4.03 of 5 – based on 6 votes