By Tony Jimenez

Cinco tumbas sin lápida es los angeles primera novela del autor Tony Jiménez (Actos de Venganza), una historia de terror que conjuga elementos de suspense clásico, el terror más ochentero, y un homenaje a Sam Raimi, con situaciones cargadas de tensión, acción, misterio y gore que ponen al lector al borde del infarto.
George Campbell lo tenía todo. Su vida estaba completa, con una esposa perfecta, una comunidad que le quería y sus triunfos como escritor. Pero todo se torció un buen día, lo que le empujó a huir del pueblo que le había visto nacer.
Un tiempo después, preparado para enfrentarse a sus demonios, regresa a preserve Mountain, un lugar donde nada es lo que parece.
En todos los pueblos hay historias, leyendas, relatos siniestros, pero en preserve Mountain es diferente. Algo oscuro anida en sus bosques, algo negative, que lleva esperando a George mucho tiempo.
Mientras el escritor trata de encontrar otra vez l. a. inspiración necesaria para acabar su siguiente novela, el destino le prepara una vuelta de tuerca directamente desde su pasado, a l. a. vez que es acosado por sus vecinos, que no ven con buenos ojos su regreso. George Campbell no tardará en descubrir que algunos fantasmas son muy reales, en lo que será una lucha no sólo por su supervivencia, sino también por su cordura.
Todo vuelve en shield Mountain, y el escritor va a comprobarlo de l. a. peor de las formas.
Un sentido homenaje a los angeles obra de Stephen King y un tributo a l. a. trilogía cinematográfica conocida como Evil useless. Un viaje a las entrañas del terror en su más amplia dimensión. Crimen, asesinatos, gore, leyendas, giros inesperados y un terrorífico misterio sobrevuelan continuamente el libro de principio a fin.

Show description

Preview of Cinco tumbas sin lapida PDF

Similar Suspense books

Ties That Bind (Amanda Jaffe Series)

Amanda Jaffe used to be a emerging celebrity in Portland's criminal neighborhood until eventually her good publicized conflict with a super sociopath—ironically the trial that made her famous—left her traumatized, choked with self-doubt, and cautious of the limelight. yet now she's agreed to deal with a case nobody else will contact. Her patron, Jon Dupre, runs an upscale call-girl carrier and stands accused of murdering a high-profile U.

Into the Darkest Corner: A Novel

Whilst younger, beautiful Catherine Bailey meets Lee Brightman, she cannot think her success. stunning, charismatic Lee turns out nearly too ideal to be real. yet what starts as flattering consciousness and spontaneous, passionate intercourse transforms into raging jealousy, and Catherine quickly discovers that Lee's beauty cover a dismal, violent nature.

Broken Harbor: A Novel (Dublin Murder Squad)

A brand new York occasions bestseller and essential Tana French thriller—a broken hero, an unspeakable crime, and an intricately plotted mystery—nestled in a well timed exam of lives shattered via the worldwide monetary downturn. Mick "Scorcher" Kennedy performs via the ebook and performs challenging. that is why he is the Dublin homicide Squad's most sensible detective, and that is what places the largest case of the yr in his arms.

Summer of Night

This masterfully crafted horror vintage, that includes a brand-new advent by means of Dan Simmons, will convey you to the sting of your seat, hair status on finish and blood freezing on your veinsIt's the summer season of 1960 and within the small city of Elm Haven, Illinois, 5 twelve-year-old boys are forging the robust bonds life of switch won't holiday.

Additional info for Cinco tumbas sin lapida

Show sample text content

Cómo lo has conseguido? —Ahorré bastante con todo el asunto de l. a. moda. —Me alegra verte tan bien —afirmó George. period cierto, l. a. veía bien más allá de su físico. l. a. veía feliz. —Yo también te veo bien —Patricia observó al escritor de los pies a los angeles cabeza, dándole una impresión a George que ya tenía desde hacía tiempo con respecto a los angeles chica y las atenciones que siempre le había dispensado—. Siento mucho lo de… Campbell l. a. cortó con un gesto. —Sé que lo sientes —murmuró—. Llevo aquí desde ayer. He regresado para volver a escribir. Estoy recuperando una novela que dejé aparcada. Ya sabes, espero que los angeles tranquilidad de este sitio sirva para que las musas se despierten. —¡Estoy segura de ello! Sabes que siempre he sido tu fan número uno, �verdad? —Robert me ha dicho que hay otra en el pueblo —respondió George. —Acosadora sería una mejor definición. �Has ido a ver a Robert antes que a mí? Me decepcionas; creía que entre nosotros había algo. Ambos rieron, aunque George reflexionó sobre los angeles cantidad de verdad que encerraba aquella supuestamente inocente broma. —¿Cuánto te quedas? —preguntó Patricia. —Una buena temporada —George se aproximó más a l. a. chica—. Creo que para siempre. Si todo va bien, claro. los angeles sonrisa de los angeles joven se hizo más ancha, algo que George siempre creía imposible, y siempre acababa equivocándose, para su alegría. —Por eso estoy aquí. Tengo que avituallarme bien, al menos para una semana. Al ver el carro de l. a. compra, Patricia regresó a su puesto de trabajo y empezó a pasar los alimentos. l. a. máquina que recogía los precios empezó a pitar. —Espero que me invitations un día a cenar. Me llevaré los libros que no me firmaste cuando me fui —recordó Patricia. —Me tendrías que invitar tú a tu casa. Quiero ver una de esas mansiones. —Es l. a. casa de Ellis. —Es enorme. �Vives sola? George se arrepintió al instante de haber hecho l. a. pregunta. Aunque, �qué tenía de malo? —Sí, me va bastante bien —respondió l. a. chica con un brillo de felicidad en los ojos—. Antes de irme, nunca creí que fuese a ser feliz aquí, pero en los angeles ciudad no estaba satisfecha conmigo misma. Aquí tengo un buen trabajo, vivo bien, estoy independizada en un sitio bonito y sigo diseñando, aunque a distancia. —Todos volvemos a preserve Mountain al ultimate. —Supongo que sí. No te quiero aburrir con mis historias. —Gracias —bromeó el escritor. Volvieron a reír al unísono, a carcajada limpia, con l. a. molesta música de los productos al pasar de fondo. George captó que los otros cajeros comenzaban a observarle con cierta envidia. Probablemente, Patricia jamás se había reído así con ellos, y mucho menos tonteado de esa manera. —Puedes venir cuando quieras —le invitó Patricia—. Espero poder tener los angeles misma confianza. —Por supuesto. —¿Esta noche? —Aún estoy arreglando l. a. cabaña, pero yo mismo vendré a invitarte —prometió George. los angeles chica asintió, contenta por sus palabras. Siguió pasando los productos, que no tardaron en meter en bolsas de papel y luego en el carro, que George acercaría al maletero de su coche. —Espero verte mucho por aquí —afirmó Patricia en cuanto el escritor pagó los angeles compra—.

Download PDF sample

Rated 4.52 of 5 – based on 41 votes